jueves, 7 de abril de 2011

El curisoso caso de Efrain Gonzalez



Para matar a Efraín González hubo necesidad de alistar 1 200 soldados, un tanque de guerra y un cañon de 40 milímetros y, así y todo, casi se les vuela en ese día memorable de la historia de Colombia, cuando el más codiciado de los bandidos de entonces (gobierno de Guillermo León Valencia), luchó durante 9 horas, solo, absolutamente solo, para tratar una vez más de sobrevivir. Sobre ese mito gigantesco, que unas veces desfiló como cura dominico para perderse en las calles de Chiquinquirá, en otras se convirtió en una mata de plátano para escapar el cerco de la tropa, en más de una fue un armadillo que pasó caminando por entre las piernas de sus enemigos. es mas...en laguan ocasion el ejercito tubo que utilizar bazocas....porque era muy habil.

para engañar al ejercito empezo a disparar por todas las ventasns y esto hizo pensar al ejercito que eran varios los bandolreros, pero ? cual es el misterio?...mi señora madre que todo lo sabe cuenta con emocion las hazañas de este señor, ademas que escierto que su cerebro fue enviado a los estados unidos para su estudio.....cuenta ella que este señor tenia un hueco en su rodilla en forma de cruz.....y que alli dentro se introducia una cruz de plata que entraba perfectamente en la herida.....esto le daba la posibilidad de trasnformarse a su gusto en lo que le quisiera...

Efraín González fue un miembro del Ejército Nacional. De allí salió curtido cuando vio cómo mataron a su padre y, como tantas víctimas de la violencia Colombiana de entonces, juró vengar el acto que le dejó huérfano.

Vivía en pijao, Quindío, junto con su madre y sus hermanos, pero tenía profundas raíces familiares y afectivas por la provincia de Vélez, cuna y territorio eterno de grandes bandidos a todo lo largo de la historia nacional.

De allá, luego de trabajar para chispas, el bandolero que sobrevivió al Frente Nacional y al armisticio entre Laureano y Lleras, se vilvió a la tierra esmeraldífera a hacer la guerra a lo Robin Hood, a recibir el respaldo y el apoyo de casi todos sus conciudadanos, el de la iglesia, en espeial de los dominicos y a crecer, con actos de muerte ingeniosísimos, un mito que no tuvo talanquera.
La habilidad con que se escapó de las celadas. La astucia que tuvo para batallar frente a tropas y enemigos que los centuplicaban. Las mil y una maneras como escapó a la muerte, permitieron que sobre su figura se creciera completamente un halo de gloria y se volviera verdad su capacidad de amo de la magia blanca para convertirse en planta o en animal cuando así lo quería. dice mi señoraaaaaaaa madre que su muerte fue increible.....ya que el dia de la balacera con el ejercito a placer se intridujo la cruz en su canilla y cambio su forma fisica a la de una abuelita...salio por el frente si despertar sospechas, al doblar una esquina retiro la cruz de su canilla cno tan mala fortuna que en ese momento pasaba un soldado recien ingresado a la compañia....quien no dudo en dispararle... acabando con la vida y el mito de efrain gonzales...a el soldado le dieorn reconocimientos y muchas cosas....pero la verdad su acto no fue de valentia ...fue un acto de casualidad de la vida






Mientras para los críticos de la operación el número de soldados utilizados fue ciertamente desproporcionado, para el ejército era la oportunidad de recuperar su reputación. Por lo tanto, no podían correr ningún riesgo con el hombre de quien se decía no podía ser jamás dado de baja. Al día siguiente de su muerte, su cadáver fue llevado en avión al pueblo de Yopal, lejos de Bogotá. El inesperado traslado, según la prensa, generó rumores. Algunos dijeron que los militares querían hacer una máscara facial para exhibirla en el Museo Militar; otros insistieron en que el rostro del bandolero fue desfigurado intencionalmente, mientras unos pocos estuvieron de acuerdo en que su cabeza fuera enviada a Estados Unidos con el fin de estudiar su cerebro.




Los líderes de los esmeralderos del noroccidente de Boyacá colocaron una irónica placa conmemorativa: "Aquí combatió un oscuro criminal contra doscientos valerosos soldados colombianos" . Menos de 48 horas después de su muerte, más de 500 personas de "todas las clases sociales" habían visitado el lugar. Destruida por algunas de las 5.000 balas disparadas ese día, la casa se convirtió en un lugar de peregrinaje. Luego de un tiempo fue demolida.

Los rumores en Yopal no se hicieron esperar. Cuentan que flores y velas cubrían su tumba, visitada permanentemente por seguidores, admiradores o sólo campesinos curiosos. Varios años después, según me informó un amigo, el jefe de la guarnición, cansado del peregrinaje alrededor del poste militar, decidió llevar el féretro a sus predios. Aparentemente aún permanece ahí. Sin embargo, uno de los soldados que cargó el féretro ese día y algunos de sus compañeros aseguraron que el cajón llegó vacío al pueblo y que ningún cadáver fue enviado desde Bogotá El cuerpo sin vida de Efraín personaje de menor importancia pero, al fin y al cabo, héroe popular local se convirtió también en una extensión de su misteriosa y elusiva vida. Los cadáveres de las leyendas también se convierten en leyendas: la ausencia del cuerpo sin vida es apenas una prueba más de su inmortalidad.

Efraín era devoto de la Virgen del Rosario y un visitante asiduo de la Basílica de Chiquinquirá. Se decía que se vestía de sacerdote en el momento de cometer sus peores crímenes. Su fotografía era venerada e iluminada con vela, de la misma manera que se veneraba la imagen de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá.

4 comentarios:

John Arnedo Jiménez dijo...

Recién comienzo a leer sus notas. He quedado absorto, pero de lo interesante que son.

Janeth Valencia dijo...

Quisiera agregar más comentarios a su historia, mi padre conocio al oficial a cargo de esa comisión, de lo que le hicierpn a sus partes nobles y del comentario "5 hombres como él bastarían para formar un ejercito".

Janeth Valencia dijo...

"la dramática vida de un asesino"...

johan m dijo...

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-232337