viernes, 12 de marzo de 2010

El ultimo soldado muerto en la 1º guerra mundial

La paz que puso fin a la I Guerra Mundial tuvo una hora muy concreta... Fue a las 11 horas del dia 11 del mes 11. Y apenas un par de minutos antes de esa hora... moria el que quiza fue el ultimo soldado victima de la I Guerra Mundial. Esta es su triste historia...
"Cuando solamente faltan dos minutos para las once, un soldado canadiense del 28º Batallón de Infantería de Nueva Escocia, George Price, destinado en la aldea belga de Ville-sur-Haine, a las afueras de Mons, se agacha para coger las flores que le ofrecen unos niños.
Como gesto de confianza se quita el casco; ese momento es aprovechado por un francotirador alemán para volarle la cabeza. Se cree que Price fue el último muerto en combate de la Primera Guerra Mundial".
"En esos últimos instantes, a lo largo de todo el frente occidental, soldados y oficiales de ambos bandos permanecen impacientes con el reloj en la mano, esperando nerviosamente que las manecillas alcancen las once. Durante el último minuto, un silencio expectante cubre todas las trincheras.
Nadie se atreve ni siquiera a pronunciar una palabra, quizás por temor a atraer una última y fatídica bala." "Cuando las agujas de los relojes marcan por fin las once, un inusitado clamor surge de toda la línea del frente, desde la cordillera francesa de los Vosgos hasta el canal de la Mancha.
Hasta la retaguardia, a decenas de kilómetros de distancia, llegan los gritos de alegría de los soldados de primera línea. Posteriormente, algunos compararán lo que escucharon ese día con el de un lejano susurro que llegaba desde el horizonte; era el esperanzador sonido de la ansiada paz".

2 comentarios:

Deoxys dijo...

tenía entendido que el último muerto fue un soldado americano que se dirigió desarmado a las trincheras enemigas en son de paz un minuto antes de la hora...

Occam dijo...

En fin, este tipo de mitologías se construyen siempre en las guerras, y es muy atractivo, aunque no necesariamente riguroso. Seguramente también habrá algún "último muerto" alemán, y otro húngaro, y tal vez otro inglés. Podemos sí decir, que el soldado Price pagó un alto precio por ignorar la norma de la puntualidad (aunque supongo que aun con el casco puesto igual hubiera sido víctima del francotirador).

Muy bueno su blog. Mis cordiales saludos.